Uso de cookies

En las páginas web de la Universidad Carlos III de Madrid utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies. "Normas de uso"

Del consumidor responsable al consumo sostenible

Pequeños gestos para ahorrar energía

Imagen circulas con personas distintas edades
  • No enciendas la luz si no es necesario o imprescindible. Si has de hacerlo, hazlo por zonas siempre que sea posible.

Lo mejor y más sano es la luz natural. Aprovéchala siempre que puedas y si es necesario, cambia la orientación de tu puesto de trabajo.

  • Apaga las luces que no utilices, incluso en periodos cortos y haz tuya esta popular frase, que puedes colocar en el tablón de tu oficina “El último en abandonar la oficina, que apague la luz”.  
  • En los equipos: Ajusta el brillo de la pantalla del monitor a nivel medio;  utiliza fondos de escritorio oscuros y salvapantallas negro.
  • No dejes tu equipo en modo stand-by. Se calcula que un ordenador o una impresora en modo “reposo” gastan en torno a un 15º de energía.

Lo correcto es que al final de la jornada, durante el  fin de semana o en vacaciones, desenchufes tus equipos o utilices una regleta con un interruptor.

 

Y no olvides que....

Imagen de unos post it

La temperatura ideal en una oficina en invierno, oscila entre los 19º y los 21º. Por lo que respecta al verano, la temperatura considerada confortable son 26 grados. Recuerda que por cada grado que subimos o bajemos el termostato, consumimos un 7 % más de energía.

Dejar abiertas puertas o ventanas cuando los sistemas de calefacción o aíre acondicionado están funcionando, es un derroche innecesario e inútil.

Ahorrarás, si apagas los sistemas de climatización cuando las salas están vacías. Enciéndelos sólo cuando alguien las utilice.