Cookie usage policy

The website of the University Carlos III of Madrid use its own cookies and third-party cookies to improve our services by analyzing their browsing habits. By continuing navigation, we understand that it accepts our cookie policy. "Usage rules"

Coronavirus - COVID-19

Información general

Coronavirus

El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un agrupamiento de 27 casos de neumonía de etiología desconocida con inicio de síntomas el 8 de diciembre, incluyendo siete casos graves, con una exposición común a un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan, sin identificar la fuente del brote.

El 7 de enero de 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que ha sido denominado SARS-CoV-2.

El Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional (RSI, 2005) declaró el brote de nuevo coronavirus como una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII) en su reunión del 30 de enero de 2020. La OMS ha denominado a esta nueva enfermedad COVID-19.

¿Qué es?

Los coronavirus son una familia de virus que normalmente afectan sólo a animales, aunque en ocasiones pueden transmitirse a las personas.

El SARS-CoV-2 es un nuevo tipo de coronavirus detectado por primera vez en diciembre de 2019. Este virus afecta a las personas produciendo la enfermedad COVID-19.

 

¿Cómo se transmite?

La transmisión se produce a través de las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona infectada, traspasando el virus a otra persona o huésped al entrar en contacto con su nariz, sus ojos o su boca.

Es poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de dos metros.

El virus puede mantenerse activo durante horas o incluso días depositado sobre superficies.

Existe un periodo de incubación de entre 2 y 12 días, siendo lo más frecuente que los síntomas aparezcan al 5º o 6º día desde la infección. La transmisión también se puede producir desde un huésped asintomático o durante la parte final del periodo de incubación.

¿Cuáles son los síntomas?

Existe un porcentaje de la población que puede franquear el proceso de infección de manera asintomática.

El 80% de los casos sintomáticos presenta alteraciones leves.

Los síntomas más comunes de la enfermedad COVID-19 son:

  • Fiebre.
  • Tos seca.
  • Astenia (cansancio).

Y en menor proporción:

  • Mucosidad.
  • Sensación de falta de aire.
  • Dolor de garganta.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar General.
  • Escalofríos.
  • Alteraciones digestivas (náuseas, vómitos o diarreas).
  • Congestión nasal.
  • Anosmia (pérdida del sentido del olfato) y ageusia (pérdida del sentido del gusto).

Un 20-30% de la población infectada cursa con sintomatología moderada/grave, precisando ingreso hospitalario. Se trata generalmente de adultos mayores y/o personas que tienen ciertas afecciones crónicas, como enfermedades cardíacas o pulmonares, o diabetes, o que tienen un sistema inmunitario comprometido.

Las alteraciones principales son:

  • Disnea (dificultad respiratoria).
  • Taquipnea (frecuencia respiratoria elevada >30/min).
  • Taquicardia (frecuencia cardiaca elevada >100/min).
  • Hipoxia (saturación de O2 <93%).
  • Neumonía moderada (infiltrados pulmonares de ≥50% de los campos radiológicos en 24-48%).

Finalmente, un 4-6% presentan un curso crítico precisando ingreso en UCI por:

  • Insuficiencia respiratoria.
  • Shock séptico.
  • Fallo multiorgánico.

Aproximadamente la mitad de los que sufren estos casos críticos fallecen.

¿Existe tratamiento?

De momento no existe un tratamiento específico, pero se están empleando algunos antivirales que han demostrado cierta eficacia en estudios recientes.

Por el contrario, sí existen tratamientos para el control de sus síntomas.

Al ser una infección vírica, los antibióticos NO deben ser utilizados como medio de prevención o tratamiento de la infección primaria.

¿Cómo prevenir la infección?

  • Lavar las manos con agua y jabón de forma frecuente y meticulosa.
  • Evitar tocarse los ojos, nariz o boca, ya que las manos facilitan su transmisión.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Utilizar pañuelos desechables para eliminar las secreciones y tirar tras su uso a una papelera con tapa y bolsa con autocierre.
  • Mantener al menos 2 metros de distancia entre personas.
  • Es recomendable un uso correcto y racional de guantes y mascarillas en medios de transporte y zonas públicas o laborales, dando prioridad a los servicios esenciales en caso de desabastecimiento.

¿Qué hacer si presenta síntomas?

Si aparece FIEBRE y/o TOS:

  • Quedarse en casa.
  • Llamar al teléfono de consulta autonómico 900 102 112 y seguir sus indicaciones.

Si existe SENSACIÓN DE FALTA DE AIRE y/o EMPEORAMIENTO y/o SENSACIÓN DE GRAVEDAD:

  • Llamar al 112

Pruebas diagnósticas

¿Quién debe hacérselas?

  • Personas con infección respiratoria aguda con criterios de ingreso hospitalario.
  • Personas con infección respiratoria aguda que sean sanitarios, socio-sanitarios o pertenecientes a otros servicios esenciales.

Tipos de pruebas (vídeo informativo):

  • Test PCR.
  • Test de Antígenos.
  • Test de Anticuerpos.